Posts Tagged ‘transformador’

Los líderes de … todos los tiempos han tenido que decidir entre su intuición y su razón, y la mayoría de las veces han apostado a su corazón; por supuesto en sentido metafórico, pues algo les dijo en su interior, que aunque razonablemente tenían muy pocas posibilidades de triunfar, apostaran por su instinto, aun cuando los demás querían convencerlos del absurdo que estaban cometiendo [1].

… de hecho, decidir ser guiados solamente por nuestros latidos nos llevará a cometer un sinnúmero de errores y a través de la lógica podemos, al menos en teoría, verificar lo acertado de nuestras elecciones, si conjugamos la ciencia de la no contradicción, que es la esencia de la lógica, con la intuición, podemos lanzarnos a emprender acciones conscientes de las consecuencias en caso de fallar, pero también confiados en la fé que nos dice, en forma por demás no lógica, que vamos a triunfar.

… el campo donde más se ha desarrollado la intuición … es precisamente el mundo científico y tecnológico.

Tomás Alva Edinson señalaba, en forma contundente, que el origen de sus inventos habían sido dos ingredientes fundamentales: << 1% de intuición y 99% de transpiración >>… La intuición es el origen de todas las grandes realizaciones, la transpiración a la que se refería Edinson es el esfuerzo que hay que realizar para que la idea se convierta en realidad…

La maravilla del ser humano es la increíble combinación que poseemos de ser racionales y absurdos al mismo tiempo, lógicos y contradictorios, y esa mezcla ha sido el origen de los grandes avances de la humanidad y desafortunadamente también de sus mayores males…

Si Usted identifica una lucecita ¡sígala!… esa luz era la estrella de su vida, por favor no la deje ir, tal vez jamás la vuelva a encontrar.

[1][Mark Twain observó en cierta ocasión: el hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa]

De: “El Poder Transformador” de Miguel Angel Cornejo

La soledad, ese silencioso espacio que empieza a inundar  mi ser. Cuando llega en forma imprevista me sobresalta y muchas veces, tengo que confesarlo, me llena de miedo y en ocasiones de tristeza. Si dejo al principio, sin resistencia alguna, que me invada suavemente, esa pequeña vocesita se deja escuchar. Mi propia conciencia, conforme el iempo transcurre, empieza más fuerte a cuestionarme; en algún momento se convierte en grito y reclamo, y llamando en su ayuda, mis principios y valores me empieza a guiar.

Con la fé y fuerza que me da sentir la presencia cercana de Dios, empiezo humildemente a asimilar los errores que me propongo no volver a cometer y con positivismo aprendo también de mis triunfos y me empiezo nuevamente a construir.

La sonrisa se asoma en mis labios impulsada por la alegria que surge de mi interior, mirando al firmamente vuelvo a depositar mi ser en las manos de Dios y surjo como un gigante dispuesto a alcanzar la estrella con la que soñé.

Gracias soledad porque me has conducido nuevamente a Dios.

De: “El Poder Transformador” de Miguel Angel Cornejo