Posts Tagged ‘mentes’

” En un sentido muy real, todos nosotros tenemos dos mentes, una mente que piensa y otra mente que siente, y estas dos formas fundamentales de conocimiento interactùan para construir nuestra vida mental. Una de ellas es la mente racional, la modalidad de comprensiòn de la que solemos ser concientes, màs despierta, màs pensativa, màs capaz de ponderar y de reflexionar. El otro tipo de conocimiento, màs impulsivo y màs poderoso – aunque a veces ilògico -, es la mente emocional.

La dicotomìa entre lo emocional y lo racional se asemeja a la distinciòn popular existente entre el <<corazòn>> y la <<cabeza>>. Saber que algo es cierto <<en nuestro corazòn>> pertenece a un orden de convicciòn distinto – de algùn modo, un tipo de certeza màs profundo – que pensarlo con la mente racional. Existe una proporcionalidad constante entre el control emocional y el control racional sobre la mente ya que, cuanto màs intenso es el sentimiento, màs dominante llega a ser la mente emocional…, y màs ineficaz, en consecuencia, la mente racional. Èsta es una configuraciòn que parece derivarse de la ventaja evolutiva que supuso disponer, durante incontables ocasiones, de emociones e intuiciones que guiaràn nuestras respuestas inmediatas frente a aquellas situaciones que ponìan en peligro nuestra vida, situaciones en las que detenernos a pensar en la reacciòn màs adecuada podìa tener consecuencias francamente desastrosas.

La mayor parte del tiempo, estas dos mentes – la mente emocional y la mente racional – operan en estrecha colaboraciòn, entrelazando sus distintas formas de conocimiento para guiarnos adecuadamente a travès del mundo. Habitualmente existe un equilibrio entre la mente emocional y la mente racional, un equilibrio en el que la emociòn alimenta y da forma a las operaciones de la mente racional y la mente racional ajusta y a veces censura las entradas procedentes de las emociones. En todo caso, sin embargo, la mente emocional y la mente racional constituyen, como veremos, dos facultades relativamente independientes que reflejan el funcionamiento de circuitos cerebrales distintos aunque interrelacionados. En muchìsimas ocasiones, pues, estas dos mentes estàn exquisitamente coordinadas porque los sentimientos son esenciales para el pensamiento y lo mismo ocurre a la inversa.

Pero, cuando aparecen las pasiones, el equilibrio se rompe y la mente emocional desborda y secuestra a la mente racional.”

Inteligencia Emocional
Daniel Goleman