Archivo para septiembre, 2014

Había sido un año bastante duro el 2010 y el 2011 también lo era. Había ya pasado las Fiestas Patrias (julio) y lejos de algo bonito un profundo deseo de salir del país a buscar un futuro mejor. Era obvio, un sueldo bajo y el poco reconocimiento e incentivo mas las trabas y trabas. Por lo tanto, con ánimos puestos y de los mejores me fui con papeles, diplomas y demás escritos que hacen que existas para este mundo… Me fui a la Embajada de Brasil. Si señor!. Así que llegué por la tarde por un lugar que no había ido antes y para llegar hasta ese sitio, había caminado bastante; obvio, la economía no daba para taxis, a las justas unas regulares dos comidas al día. En el sitio, entre al lugar y bueno: aquí estoy y me quiero ir a Brasil 😀 … Amablemente me comentaron que ese no era el lugar para presentar documentos para los estudios de doctorado con posibilidad de becas, que era en otro sitio y que estaba errado en lo que es ka embajada y el consulado. Ups… Ni sabía donde quedaba el otro lugar, tenía a las justas mi pasaje de retorno, mire mi reloj baratito y vi que mas que quizás lo intentara corriendo no llegaría aún si supiera donde es. Salí del lugar con mi folder de papeles algo manchado del sudor de mi mano, en la puerta me senti muy decepcionado por el error, con pasos lentos cruce frente a la fachada en donde se visualizaba el nombre del edificio en palabras de lengua portuguesa. Llegue a la esquina y di una mirada hacia el lugar… Y me sentí vacío, ni un que ahora haré? Ni un que será de mi vida? Ambas preguntas tantas veces hechas a mi mismo. De pronto el celular suena y es un buen señor don Fernando, acababa de tomar un nuevo trabajo y dejaba una vacante… era obvio que deseaba intentar algo positivo y ser progresista. Luego me llama Fredy, amigo de ánimo siempre alegre; acepte la idea de comenzar a trabajar de nuevo en un Hospital. Los papeles que eran para Brasil terminaron en el Hospital Nacional Cayetano Heredia en Lima – Perú. Siempre pienso en seguir superándome y algunos interesantes viajes he podido hacer fuera de mi país (Perú) más ya van a hoy 14 años y 9 meses trabajando en Hospitales y toda mi experiencia ha salido de ahí. El ser humano es lo más complejo de estudiar. Uno se alegra con la gente menuda que nace, encuentra ternura en una madre arrodillada abrazando a su hija que yace en una cuna, encuentra lo vital de cada día al pasar por la fría morgue en que están de pasada los que nos adelantan en este breve existir. Son los complejos medios administrativos y tecnológicos con los que hay que lidiar cada día y que hace que esta temática hasta cierto punto se haga tan interesante que no se siente que fuera un trabajo, sino el ir al encuentro de algo grato cada día. Así es como llegue a este Hospital y estaré por acá hasta cuando desde arriba nos den la oportunidad de dar y hacer el siguiente paso, alguna otra casa laboral o de estudios o de investigación que nos albergará… Espero sea posible ello.