Archivo para noviembre, 2012

Teilhard de Chardin define la conspiración como aquellos que respiran lo mismo y aspiran a lo mismo. Cuando dos seres humanos se identifican porque su pensamiento es similar y sienten un lllamado para lograr la misma misión, si inicia una conspiración; se sienten identificados y al encontrarse se atraen mutuamente – lo semejante atrae lo semejante -. Todos los grandes movimientos se han iniciado mediante una conspiración.

La tranquilidad es solamente superficial, pero debajo del agua algo se está agitando y se intuye que está tomando una fuerza inexplicable y temen su surgimiento, pues presienten que los va a arrastrar… la gente ya no acude a su llamado como antes, su poder de convocatoria se va perdiendo, intuyen que una conspiración está en marcha, sus miembros quieren ser cada día mejores, creer en ellos mismos, …, se saben a sí mismos buscadores de la verdad, ¡increíble!, con todas sus aberraciones, con optimismo desafian al mundo.

Se han señalado como marcos de acción, la libertad y el respeto. En cada niño de esta gran aldea, que se llama tierra, ven la presencia de Dios, están decididos, han apostado la vida, sin importar el costo, por sus ideales… su auténtico valor proviene de la fé que tienen de ser arquitectos del mañana…, han renunciado al oportunismo y no se atreven a traicionar al ser que más aman y que es el más importante que existe sobre la faz de la tierra: ellos mismos son los Conspiradores de la Excelencia y acuden a la cita más importante que tienen, que es la cita con la historia.

… han comprendido su temporabilidad y a la vez están conscientes que en su tiempo y en su espacio tienen que contribuir para que la siguiente generación esté en posibilidades de avanzar, en su pequeñez radica su grandeza, su pasión e intensidad llenan de aroma la renovación que inspiran y están dispuestos a decirle si al amor, y con profunda humildad reconocen que Dios les ha concedido todo a cambio de nada.

… cuando se inicia una conspiración que desafia el estado actual de las cosas atrae de inmediato el ostracismo, la crítica y el ataque.

Las conspiraciones han sido el punto de partida para lograr la evolución…

Cuando dos seres se enamoran están iniciando una conspiración, se buscan una al otro, desean compartir el mismo arte y si llegan a ver en la misma dirección, si su misión coincide, la conspiración se ha consolidado… si ambos identifican el mismo centro, cuando su razón existencial concide, el amor es ya una realidad… la pareja está dispuesto a dejarlo todo para unirse al otro.

… quien crea que ya ha llegado, se está declarando a sí mismo <<muerto en vida>>, seguimos evolucionando y se confirma el principio socrático, <<lo único permanente es el cambio>>.

… aquellos países que lograron superar las necesidades de su gente se enfrentan a otra realidad no menos cruel que la primera: el agotamiento espiritual, tienen cómo vivir, pero no por qué vivir y tratan de llenar su vacio con drogas, alcohol; en fin, se dedican a fabricar paraísos falsos que les llenen los huecos existenciales.

… Hay cosas que nadie nos puede enseñar, nosotros y solamente nosotros las tenemos que aprender… no es una disculpa histórica por las aberraciones que hemos cometido, solamente confirma que todo está en evolución. Marchamos por un camino que nos está conduciendo al ser humano superior; se debe interpretar nuestro momento como la gran oportunidad de crecer y decidir ser más humanos.

… todos los seres humanos deben tener las mismas oportunidades y que la educación, es un derecho universal…

Sin actitudes mesiánicas y sin considerarse poseedores de la verdad, la humildad por aprender y servir los distingue, su positivismo los identifica; son, más que todo, propositivos, ante cualquier problema buscan inmediatamente la solución.

De: “El Poder Transformador” de Miguel Angel Cornejo.

Dios, dame la oportunidad para que mi existir no se desvanezca al negarme a vivir, ayúdame para que pueda comprender que el tiempo que hoy me has dado lo pueda convertir en la más hermosa ocasión de expresar los dones y talentos que me concediste al nacer; hoy te prometo ser parte digna de tu creación y cuando los años pasen y mi existir se haya extinguido para siempre y deje solamente mi aroma para la felicidad que a otros seres pude ofrecer, lograré finalmente la plenitud y la certeza de haber constribuido con mi pequeñez a la grandeza de tu creación.

Hoy, me comprometo con mi libertad; gracias Dios por permitirme existir.