M152: Soñe que la vida es para aprovecharlo en cada momento…

Y se llegó el momento de dormir, sí ese momento en que dejamos de estar pendiente de lo que sucede y nos acostamos en la cama con la fé de que vamos a despertar. Una noche hace pocas semanas, me puse a tratar de dormir y pensaba en lo que fué el día y las preocupaciones de mañana, pensaba en mi familia, en mis hijas, en las deudas, en las cosas del trabajo y las diferentes cosas pendientes, rezando a Dios que no faltara sobre todo la salud porque sino como sería afrontar con tantas cosas pendientes y que sería de la familia y como atender los trabajos ya comprometidos. El sueño se apoderó de mí sin pensarlo estaba dormido soñando que estaba por dormir y dormía en mi sueño… pero de pronto, un silencio abismal se hizo y al abrir los ojos sentía frío y estaba de nuevo naciendo, no podía ver, estaba desorientado, vaya cuerpo no lo podía manejar… que ? he vuelto a nacer? Por Dios… que va a ser de mi familia, las deudas, las cosas pendientes del trabajo y los compromisos laborales y sociales… y me puse a llorar porque ni siquiera uno se puede dar cuenta cuanto tiempo a pasado desde ese sueño hacia la muerte en el dormir y el despertar en otro momento en el que luego de todo el dolor que pueda uno pensar en que tengo que comenzar de nuevo y asimilar que he perdido a mi familia y mi entorno y Dios sólo sabe como les pueda estar yendo… me puse a reflexionar y es que caray no podemos dejar las cosas a medio hacer ni pensar que la vida la tenemos eterna, ni se de la gracia de venir a la vida para luego irnos y ver partir a quienes nos anteceden sin saber si esto es repetitivo o quizás no lo sea, desearía que nadie muera pero al pasar los años y luego de las muchas cosas personales, familiares y sociales uno se encuentra desnudo ante la vida y se pregunta si todo esto vale la pena y si no vale la pena al menos es tratar de alargar la vida a quienes nos anteceden y dejar una mejor vida a quienes continuarán acá luego de que partamos y sólo haciendo bien las cosas podemos enfrentar ese momento sincerándose a uno mismo que hizo, dió y procuró hacer todo el mejor bien posible sin descanso y sin ponerle peros al lugar donde decidan traernos de nuevo… y en esa reflexión, desperté en mi sueño y dándome cuenta que era un sueño me desperté, mirando las cuatro paredes de mi cuarto, dí muchas gracias por un nuevo día y lejos de renegar y ponerle peros a las muchas cosas que faltan, vi mejor hacer lo posible a pesar de las circunstancias, entiendo que lo que pueda hacer ahora puede ser lo último que haga y lo que deje de hacer repercutirá en la vida de muchas personas partiendo por mi familia, el trabajo, mis amigos, mis estudiantes, el entorno social… desde ahora procuro calmarme para hacer una cosa a la vez y bien hecha lo mejor posible y de manera ordenada para hacer la mayor cantidad de cosas, no descuidándome de la salud, ni del descanso, ni de la alimentación, ni de compartir con la familia y amigos… por si no lo sabías la vida es única y muchos lo valoran quizás en el momento último donde las fuerzas no dan ni siquiera para darle gracias a la vida por la vida misma y a Dios por la oportunidad de disfrutarla y cuanto quisieramos que dure eternamente y lejos de rogar que así lo sea, hay que ponerle el ímpetu necesario para que la ciencia lo haga posible.

Jorge Mírez (09 Oct 2017)




    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



A %d blogueros les gusta esto: