He aprendido que rendirme a lo que es, me asegura el triunfo de todos los esfuerzos. El universo fluye, como fluye un río en un campo perfecto, siempre cambiante en su camino al mar desde donde proviene. Imagina que te has arrojado a este río de la vida desde la orilla de un viejo muelle destartalado, al final de la cual hay una cuerda atada a un madero que flota en la corriente. Has decidido sumergirte en el río de la vida, respiras profundamente y saltas desde el muelle. Pero a medio camino, antes de que siquiera hubieras tocado el agua, te arrepentiste. Parecía demasiado drástico, demasiado aterrador, así que te afianzaste de lo que estaba más cerca de ti y resultó que era una cuerda. Estás ahora en el río de la vida, tomado de la cuerda, flotando, pero sin ir a ningún lado. La corriente te golpea. Tus manos se están cansando. Te aterra la idea de que la cuerda se pueda romper o que se te resbale y la dejes ir. Esta cuerda simbólica representa el apego que tienes hacia las cosas que crees correctas.

Tienes miedo de que si te desprendes de tus creencias, éstas desaparecerán y te quedarás sin nada que le dé validez a tu existencia. Por lo tanto te pregunto: ¿En dónde estarías si soltaras la cuerda que está atada a tu sistema de creencias? La verdad es que estarías en el río de la vida donde ya estás de todos modos. La diferencia consistiría en que ya no estarías luchando contra la corriente, te estarías dejando llevar por ella.

Ya sientes dolor en los brazos. Los costados te duelen de tanto luchar contra la corriente. Rendirse significa soltar la cuerda. Si la sueltas, sentirás alivio; ya no te dolerá nada, podrás nadar de espalda y mirar al cielo. Podrás ver pasar los árboles y a los niños jugar a las orillas del río. La misma corriente que antes te golpeaba, te acariciará y sostendrá. Serás libre de nadar a donde te plazca, a uno y otro lado del río, y cuando hayas recobrado tu fuerza, podrás también nadar río arriba siempre que así lo desees. Tu vida se habrá rendido a la corriente del río. Si alguna vez llegaras a sentir miedo, siempre habrá una cuerda flotando en el agua para que puedas asirte a ella, de cuando en cuando, que te enfrentes a la corriente para que te impresione su fuerza y se afirme en tu mente que la rendición es una forma de vida.

De acuerdo al análisis precedente; si así fuere, la historia de tu vida ha sido una de la que se han alternado entre la resistencia y la rendición. Cuando te resistes, sufres y lo que resistes es siempre la corriente natural de la verdad; lo que es. Tu formas parte del río de la vida. Poco a poco, a través de la eternidad de tu ser, te rindes y fluyes con la vida como ésta es. Al rendirte, descubres para tu deleite, que no estás siendo sacudido a lo loco y lanzado en todas direcciones, sino que estás siendo adoptado suavemente al patrón de la madre naturaleza. Rendirte permite a tu voluntad y a tu fuerza brotar de la luz, del flujo perfectamente diseñado de la vida eterna. Como resultado, tendrás ahora la fuerza de la corriente del río para apoyar tus sueños y tu fuerza será aumentada muchas veces.

¿Cómo sabrás que no te estás dejando llevar por la corriente, que te estás resistiendo? Un dispositivo envía mensajes de alerta a través de tu sistema cuando olvidas rendirte. El mensaje es el dolor. El dolor te aterrará y te impulsará a actuar. Para librarte del dolor, descubre la causa de tu resistencia y ríndete a ella.

Solamente aceptando y fluyendo con nuestras propias vidas, podremos empezar a saber realmente “quiénes somos” como seres eternos. Crear fantasías entre las realidades de la vida, nos facilita el poder esconder nuestro eterno yo. Cada uno de nosotros podrá descubrir su identidad eterna sólo si los procedimientos que utilicemos para hacerlo están libres de ilusión y fantasía.

 




    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



A %d blogueros les gusta esto: