Archivo para octubre 28th, 2013

1. Vive consciente.

Vivir consciente significa mantenerte alerta de tu manera de comportarte y tus reacciones ante las situaciones de la vida diaria. También es importante que vigiles tus pensamientos y todo lo que constantemente te estás diciendo a ti mismo. Luego reflexiona: “¿por qué me siento así,?” y empieza a controlar tus emociones y auto-crítica. Al examinar e identificar tus pensamientos negativos, podrás dejar de condenarte por tus errores y decir, por ejemplo: “yo tengo el derecho de cometer errores, ya que así es como se aprende.”

2. Valórate.

Esto es algo que conseguirás poco a poco, conforme vayas poniendo en práctica estos ejercicios. Lo que tienes que hacer es identificar cada vez que te digas a ti mismo algo que te quite valor. Por ejemplo: “No sirvo para esto”“nunca voy a aprender a…”, y reemplazarlos por declaraciones más positivas, como: “yo soy capaz de aprender todo lo que me proponga”. Tú tienes en tus manos la decisión de hacer mejor las cosas, sólo tienes que aprender a valorarte.

3. Supérate.

Determina cuáles habilidades o capacidades son importantes para ti. No importa si no te crees capaz de desarrollarlas. Si es importante para ti, puedes aprender cualquier cosa. En el caso de las personas con capacidades diferentes, hay muchas cosas que pueden hacer mejor que cualquier otro. Lo importante es encontrar tu propósito en esta vida, y desarrollar tus dones para ayudar a los demás. Si trabajas cada día por ser mejor en aquello que disfrutas y en lo que tienes más talento, lograrás recuperar tu autoestima muy pronto, y conseguirás una gran satisfacción y éxito personal.

4. Motívate.

Mantente motivado constantemente para que seas perseverante y puedas lograr tu objetivo. Al principio es difícil encontrar la motivación necesaria, pero piensa: ¿Cual es tu principal motivo o razón? Si tienes sueños, ellos van a ser tu motivación más importante para seguir adelante. Haz lo siguiente: escribe en una hoja de papel cómo te gustaría vivir dentro de 5 años. Piensa en las habilidades sociales, profesionales y deportivas que vas a dominar; en los éxitos que habrás conseguido, en cómo te sentirás con todas tus relaciones satisfactorias, y en esa armonía interior que podrás experimentar.

5. Confía en ti.

Si realmente quieres desarrollar al máximo todas esas habilidades para las que naciste, y llevar a cabo tu propósito en esta vida para ser feliz, tienes que confiar en ti mismo. La causa más común de la falta de confianza en las personas, suele ser el conjunto de experiencias vividas en su infancia.

Pero no puedes hacer nada para cambiar el pasado, lo que sí puedes hacer es comenzar a desarrollar poco a poco tu confianza. Esto lo puedes lograr a través del método de pequeños éxitos. Se trata de proponerte metas sencillas que puedas ir alcanzando una por una. Una vez que hayas logrado un pequeño éxito en una determinada tarea, te sentirás capaz de hacer cosas cada vez más difíciles, y así es como la confianza en ti mismo va a ser cada vez mayor.

Escribe 3 pequeñas metas que te gustaría lograr dentro de una semana. Un ejemplo puede ser el siguiente: si tienes problemas para relacionarte con las personas, tu meta puede ser organizar una reunión con tus compañeros de trabajo para conocerlos más y dejar que te conozcan mejor a ti. Durante la reunión, seguramente te podrás relacionar con ellos mejor que nunca. Habrás conseguido un nuevo pequeño éxito que te dará la confianza suficiente para relacionarte cada vez mejor, no sólo con ellos, sino con cualquier persona.

Te invito a poner en práctica estos 5 pasos, y además, a que tomes la responsabilidad de ti mismo. No culpes a los demás por tus problemas o por tu baja autoestima, mejor, comienza a trabajar para tu propio beneficio y para mejorar tu calidad de vida. Para lograrlo, tienes que estar dispuesto a esforzarte por conseguir lo que deseas. Después de todo, tú tienes en tus manos el poder de superarte y mejorar, aprovéchalo todos los días.

Recuerda que tú eres capaz de lograr todo lo que te propongas si cuentas con la motivación adecuada. Así que deja de lamentarte por tu mala fortuna y pon manos a la obra, manteniendo una actitud positiva y un trabajo constante.

Victor Toscano