Tu riqueza son tus amigos. La amistad la debemos cultivar, proveerla de cuidados, de atenciones, en forma similar a la de un jardín, pendientes de todo aquello que lo pueda perjudicar, con cuidado y cariño protegerlo para que nos regale sus mejores flores. Así, el auténtico amigo velará por que su amor perdure a través de las dificultades y crisis y compartirá las más profundas alegrías y realizaciones. Por lo mismo George Bernard Shaw decia: “Todos los hombres que conozco son superiores a mi en algún sentido. En ese momento aprendo”. Más el secreto está en qué es lo que debemos aprender y de quién debemos aprender es de uno mismo. Si !!!… Aprende a mantenerte a ti mismo para que puedas mantener a otra persona. Aprende a jugar contigo para que puedas jugar con los demás. Aprender a darte tiempo para que puedas darte tiempo a los otros. Aprende a ser feliz contigo mismo para que puedas dar felicidad. Aprende a sonreir para que puedas ofrecer alegría. Aprende a perdonarte a ti mismo para que seas capaz de perdonar. Aprende a aprender para que puedas enseñar. Aprende a pensar y harás pensar a los demás. Aprende a ser amable contigo y darás amabilidad. Aprende a ser generoso con tu persona y derramarás generosidad. Aprende a cuidarte y cuidarás a los que amas. Aprende a hacer el bien y trascenderás. Aprende a amarte a tí mismo y podrás amar… Conócete a tí mismo y conocerás la verdad.




    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Google photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

    Conectando a %s

    This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.



A %d blogueros les gusta esto: